miércoles, 20 de mayo de 2009

El mal uso de los dos puntos.

“Que linda parejita hacen putitos” nos dijo un chico que pasó a mi lado y al lado del chico del que estoy enamorado (estábamos cerquita de mi casa, en una esquina, abrazados). Yo lo miré a la cara y a pesar del comentario homófobo le respondí “gracias”.
Los ojos del halagador se llenaron de ira “¿Qué me decís puto de mierda?”.
Ojalá el jueguito se hubiese terminado ahí.
“¡Corré! ¡Corré!” le grité al chico que hacía segundos me estaba abrazando.
La calle en un instante se convirtió en un campo de batalla.
“Flaco pará” “Flaco ya pasó” “Flaco andáte” no paraba de gritar la cuadra y media que corrimos hasta la puerta de mi casa.
Las construcciones que son mis nuevas vecinas proporcionaron el material ideal para que el flaco nos vaya tirando unas piedras que, mientras corríamos, no nos alcanzaron.
Llegué, toqué timbre, puse la llave en la cerradura y recibí un piedrazo arriba de la nuca. Cuando corrí los sesenta metros de pasillo ya tenía sangre por todos lados.
“Por puto papá, por puto” gritaba lleno de bronca con la cabeza torcida para que no me quedara toda la ropa manchada.
Me sentí también un monstruo gritando “negro de mierda” mientras miraba las gotitas rojas manchaban el piso.
Gritos. Furia. Odio.
Atentado contra el amor.
A las seis de la mañana el doctor con dos puntos, agua oxigenada y dos vendas le puso fin a la hemorragia. Mi papá y el chico que abrazaba en la esquina me esperaban afuera.
Las imágenes se repetían. Volvían. Otra vez corría. Otra vez gracias. Otra vez puto de mierda. Otra vez el hospital.
No fue nada grave, por suerte.
A quién amo no le pasó nada, por suerte.

¿Por qué ésto es tener suerte? ¿No nos caían tan bien los gays? ¿No estábamos a favor del amor y no de la discriminación? ¿No teníamos derecho de estar parados abrazándonos?
¿Ésto es homofobia? ¿Ésto es inseguridad? ¿Éstas son las preguntas que nos tenemos que hacer?
¿Por qué?

19 comentarios:

Faxe dijo...

Me hice eco y puse tu texto en mi blog (una parte, para darlo a conocer), espero que no te moleste. Un abrazo.

Pazchi dijo...

Porque todavía existe gente así de idiota en el mundo... una lástima.

me encantó el texto, Santi!

besotes

Pazchi

Anónimo dijo...

Me encantó el texto, a pesar de lo horrible del hecho que contás.

No hago más comentarios, porque ya está todo dicho ahí... por suerte tu texto no destila el odio que tenía ese chico.

BeSoS!

Agustina S. (la del ENELL, que no tiene blog, pero ya se va a hacer uno)

Julianita dijo...

Santi!
una pena y mucho más cuando suceden estas cosas..
muy bellas tus palabras.
abrazo fuerte,
Julianita.

Patricio dijo...

Hola Santi! cómo te va? dando presente por aquí, la verdad que me ha gustado mucho lo que escribiste, me ha recordado mucho a la Fiesta del monstruo, de Bioy-Borges, al menos en el pasaje de la apedreada, había una especie de alusión a ese texto, o al menos me dio esa idea, si esa fue la intención, te quedó copado ;) bello guiño!

Con respecto a la temática que elegiste, me gustó mucho, es una manera novedosa de encarar un tema que por ahí hoy en día los medios de comunicación se regodean tanto, pero que más en lo subterráneo de la sociedad, todavía siguen manteniéndoses ciertos tabúes, y es bueno que lo que escribiste desentierre ese estigma al que está sometido la homosexualidad hoy en día. Te dejo un abrazo enorme, y nos estamos cruzando por el sitio "Literatura para todos" del facebook!, al que están todos invitados!

pasajera intranquila dijo...

ya sabes todo lo que pienso.
solo vengo acá a decirte
(otra vez y otra vez )
todo lo que te amo, AMIGO con mayúsculas.
abrazo y tres besos.

Anónimo dijo...

Santi! Llegue hasta aca casi de casualidad...
Genera mucha bronca saber que hay gente tan estupida.. (y lo peor es que esta gente no es poca).
"antinatural", "enfermo", "poco sano", "que atenta contra la familia y las buenas costumbres"... Espero que cuando lleguemos a viejos no sea tan comun escuchar este tipo de cosas.
Muy lindo tu blog y espero que volvamos a cruzarnos pronto.Beso enorme!
Aimé

quetodovuelva dijo...

ey santi, supe por lali lo que te había pasado (y porque te vi en la cursada con el punto, claro... pero eso podría haber sido cualquier cosa)
la verdad, me indignó y me llenó de mucho odio.
solo me queda saber, que es mucho el camino recorrido y mucho el camino que nos queda por recorrer, ser gay, puto, homosexual o como quieran llamarle es una lucha, es una militancia que hacemos a diario.
pero va a llegar el día, supongo, en que podamos amar en paz sin recibir piedrazos a cambio.
beso.

Cristi dijo...

Querido Santi:

Al abrir el Messenger me encontré al lado de tu mail tu blog, gran curiosidad, me dispuse a leerlo…

Fui entrando de a poco en “La nube de Santi” y realmente sentí “el piedrazo“ en mi corazón.

Me dolió ver que el Santi de “La nube” vive en el planeta tierra donde se proclama la no discriminación y se vive otra realidad.

Me sentí muy cerca tuyo cuando hablabas del amor que tenés por tu pareja, mostrarlo es maravilloso… pero hoy en el mundo que vivimos siento que te hace sufrir.

Ser gay aquí y en cualquier lugar del mundo es una opción de vida difícil, te admiro por llevar tu elección con la mirada al frente y sin tapujos.

Las preguntas que te hacés hoy tienen respuestas ambiguas, lo importante es hacérselas y luchar por contestaciones coherentes y fundamentalmente perseverar por aquello que sentimos que nos permitirá vivir en real libertad.

Más allá de la relación abuela-nieto y todo el amor que te tengo, vuelvo a decirte que te admiro, no vivas con tristeza tu elección de vida sino con alegría, muchos se van de este mundo sin haber vivido con la intensidad que vos lo estás haciendo.

Más allá del dolor que me produjo lo ocurrido, volví a leer varias veces tu escrito enorgulleciéndome por lo bien que escribís.

Te ama tu abuela Cris.

Boludearte dijo...

Llegué a través de un grupo de facebook.

Es terrible lo que contás, con mi pareja nunca nos pasó de tener un episodio de violencia como el que contás. Aunque debo reconocer que en más de una oportunidad se me ha escapado un "negro de mierda!".

Pero te voy a decir una cosa, así, sin conocerte, es muy conmovedor el comentario de tu abuela. Y creo que las personas que se salgan del sentido de la no violencia son las que están equivocadas (lamentablemente nos gobiernan y son mayoría), pero yo elijo pensar que de a poco vamos despertando, que cada vez somos más los que levantamos la vista y vemos algo más que nuestros pies y la tierra que pisamos. No estamos solos, aún cuando nos encontremos con situaciones similares a esta, que nos indignan.

Te mando el más cálido de los abrazos.

Ese oscuro objeto de deseo . dijo...

Y lo peor no hubo nadie que te defendiera ...Ni siquiera las televisones ...Aqui , efectivamente nadie hubiese dado la cara por ti , desgraciadamente , pero los moviles con camara hacen mucho y que esto hubiese echo que el tontolapera tirapiedras lo hubiesen echado de la zona ... Mas que nada por que hubiese salido por difusion nacional...

Como puedo seguir este blog¿?
No veo lo de los seguidores.

Un besico como se dice donde yo vivo , y la proxima vez no corras ... No debes correr , tu no ...Ellos tampoco , pero tambien es cierto que NO deben hacerte correr ni a ti ni a nadie .

Juan Carlos dijo...

Toda elección en la vida tiene dos puntos, que pueden ser de sutura o de apertura del alma, eso solo depende de la valentía con que afrontamos la disyuntiva.

Pero que es el valor, sino la capacidad de asumir todas las circunstancias de la vida, con la coherencia de mostrar el amor que somos capaces de sentir, eso es lo que, una simple piedra pudo hacer.

Hay quien dio la vida por cantar su verdad a Granada, como solo él pudo hacerlo, eso también fue el camino para mostrar su verdad eterna, mas allá de las balas asesinas.

Que magnifico es pensar que por una simple piedra salida de una realidad cobarde, puedas mostrar tu amor al mundo.

Te quiero y respeto mucho mas hoy que ayer, después de todo son tan solo dos puntos de apertura.

Con cariño,
Juan Carlos.

Maria·no dijo...

Es terrible lo que te pasó, no me puedo imaginar viviendo algo así (y eso que también soy gay y vivo en una ciudad chica y costumbrista).

Lo que me parece maravilloso es que tengas una abuela tan divina. Ella no compensa que pasen estas cosas (nada ni nadie compensa algo así), pero compensa tu dolor.

Saludos.

Anónimo dijo...

Que garrón, lo leí en Página. Por eso hay que luchar, ir a la marcha del orgullo, activar, tratar de cambiar las cosas..

Anónimo dijo...

Actuaeste bien al principio pero después te escondiste, huiste y ahí legitimaste la homofobia que era lo que buscaba. Eran dos contra uno si te enfrentaste en un principio porque no después. = por algo se empieza.

santi dijo...

Último anónimo:

No quiero justificar nada diciendo ésto, porque hubiese hecho exactamente lo mismo si hubiera sido ese solo. Si bien el flaco que bardió y nos corrió era uno solo, venía con otro.

Me decís que me escondí y huí y estoy acá parado con la banderita del orgullo gay, podría haberme quedado callado, llorar un poco y haber dado cuando me preguntaban por la cabeza un relato omitiendo a mi novio y lo que nos gritaron.

Estás justificando la violencia porque corrí y no lo cagué a trompadas. Me da bastante por las bolas lo que decís, yo tengo derecho a ser todo lo maricón que quiero. Termino lleno de rabia en un hospital, no me dio ni un poco de impresión la aguja (en cualquier momento me hubiese bajado la presión), duro de bronca.

Salir a decir algo implica tener que escuchar cosas como éstas.
Lamento decirte que el "gracias" mío no fue para nada bardero. No quiero hacer justicia saliendo a matar homófobos a palos, quiero amar, vivir una vida de una pareja normal, nada más.

Gracias por pasar de todas formas, me alegro que el texto te haya generado algo.
Un abrazo.

circoanalisis, walterEgo y sus ninfómanas de trasnoche dijo...

Santi y su nube:
te leí en Soy, más que un abrazo y fuerza te dejo.
Saludos,
Martin
*tambien te subí a mi blog:
http://circo-analisis.blogspot.com/2009/05/libre-al-fin.html

Ladrona Estafadora y Plagiadora carente de todo Talento dijo...

lo circulo

santi dijo...

Gracias!!