jueves, 9 de diciembre de 2010

hay una cosa que les tengo que contar

Un día, hace un montón de años, sentado en la mesa de la cocina le conté a mi papá que me gustan los chicos. Después cruzamos un par de palabras que no significaron nada pero que me las acuerdo como si las hubiese repetido desde ese día hasta hoy todas las semanas en una obra de teatro.
Hay algo en lo violento de asumirse gay que tendría que haber quedado muy muy atrás, y sin embargo vuelve todo el tiempo. Por qué si sabemos que no tiene nada de malo es algo tan difícil de afrontar en nuestras propias casas, todo el tiempo. Entonces la gente espera, capaz que suponen que si esperan a tener veinte años va a ser todo más fácil, por ahí también pensaron, como piensan en ese momento sus padres que es algo momentáneo, que se les va a pasar.
Así, después de estar un año, unos meses repitiendo sin parar que es una locura que los homosexuales no nos podamos casar vuelvo a escuchar historias de gays y lesbianas discriminados en sus casas, odiados por sus papás. Qué tiene de subversivo lo gay que vuelve locas hasta a las mamás que decían que eran las más copadas y lloran ríos de desilusión preguntándose qué hicieron mal.
Entonces me dan ganas de que antes que desaparezca la homosexualidad, o de que todxs nos olvidemos de que existe porque se confunde entre tantas sexualidades haya como personas, o que la diferenciemxs de otras tantas móviles y cambiantes, me dan ganas que antes todos salgan de ese diálogo continuo con el closet, y no porque nadie los saque a la fuerza, sino porque esté todo bien, porque esté todo bien quién te gusta, cuándo te gusta, cómo te gusta. Hoy tengo ganas de que todos mis amigxs, y los amigxs de mis amigxs y así sucesivamente le cuenten a todx el mundo quién les gusta realmente y quien lxs escuche tenga la coherencia de sonreír de felicidad porque las sonrisas son mucho más hermosas cuando hay detrás una verdad.

22 comentarios:

CEH notancul dijo...

"diferenciemxs" es todo un hallazgo para mi. Me he quedado dubitativo.

A propósito de lo que decís, bueno, lo aplaudo Y ya que soy el primero que comenta me gustaría ser el primero que cumple. Si supiera qué cosas me pasan. Si me pasara algo.

Auguro comentarios mucho más "jugosos", como decís vos, que este. Los leeré, atento.

CEH notancul dijo...

Ah.. abraz!

santi dijo...

Tus intervenciones Cris siempre van a ser de las más interesantes.

Lo de "diferenciemxs" es así que no se puede decir, como voy a determinar el género de categorías que no tienen ni nombre, o sí pero no lo se.

Me gusta que augures como un hechicero.

Otro abrazo, nos vemos luego!

Anónimo dijo...

Adhiero con lo de diferenciemxs. No le encuentro sentido:

Nosotros diferenciemos
Nosotras diferenciemos
Nosotrxs diferenciemos

Desde cuándo el querido "-mos" (hijo del latín "-mus") tiene género?


Y con respecto a "todx el mundo", "mundo" es masculino así que iría "todo". Para mantener la x habría que cambiar "todo el mundo" por "todxs".

(El texto, hermoso. Viste cuando alguien expresa exactamente lo que pensás, y sólo te queda limitarte a asentir? Bueno... eso.)

santi dijo...

El uso de la x en general no tiene mucho sentido en tanto es una grafía que es imposible de pronunciar. Escribir de una forma que no se puede pronunciar va a en contra del significado mismo del lenguaje escrito.
El uso de la x es para problematizar el lenguaje, ¿cómo digo eso que no puedo/quiero decir? ¿cómo salir de las ataduras que nos propone la lengua?

Las equis donde aparecen, molestan, para eso están, para molestar. ¿Por qué molestan tanto? me parece una buena pregunta para hacerse, más que por qué están...

Más allá de lxs debates lingüísticos, que (pienso) te llevaron a dejar el mensajito, me alegro que te hayan gustado algunas de las otras cosas que propone el texto.

besos.

Gordadelgazada dijo...

Siempre tan contundente Santi!
A mi también me gustaría que todos podamos disfrutar de nuestra realidad y de la ajena, pero parece que cuesta bastante!
besos

Pazchi dijo...

Ah, es uno ESOS días...

No sé qué decirte, la verdad a mí me da por salir a caminar, porque quiero sentirme libre en alguna plaza abajo de los árboles.

Salgamos a la calle y salgamos del clóset.

Saludos

Pazchi

santi dijo...

ADIOS PLACARD!

Paulo dijo...

maravilloso
=)

Caro dijo...

Así es Santi, coincido con los comentarios anteriores, Cris hizo bien en augurarlos, je. Que la "noticia" de la homosexualidad deje de ser "noticia", que ya no venga acompañada del reguero de escándalo y sea como decir, "me gusta Martin Buscaglia y las galletitas de avenas". Tengo cosas que hablar contigo muchacho, cuando vuelva te contaré, cosas de éstas de las que hablás, cosas de cerca pero que no se han dicho.
un abrazo grande grande que llega hasta La Plata.

santi dijo...

Cris es un tipo ideal para coincidir, porque siempre dice cosas interesantes. Y para elogiar. Vos también, porque cuando te alabamos decís "en serio" como si no supieras que sos grosa. Ya es hora que lo sepas y camines por el mundo luciendo esas zapatillas verdes que están geniales.

Me encanta esa idea de juntarlos a darle a la parla, más si incluimos mates, galletitas caseras de avena y pelopincho!!

Espero que pasees mucho todo enero y febrero!!

besos!!

Volviendo a Crecer dijo...

me gustó mucho el final que cada uno pueda contarle al otro quien realmente te gusta y que el otro te devuelva una sonrisa.
Genial la idea santi.
Un abrazo, Diego.

Julián dijo...

qué hermoso texto, che :)

Wave dijo...

Brindo por ello.

=)

pasajera intranquila dijo...

como tu diseñadora de cabecera opino que hay que cambiar un poco tu blog.
te á.

El Robot Humano dijo...

Me hiciste recordar esta canción,
Si lo sabe Dios que se entere todo el mundo ♫, Un abrazo.

santi dijo...

ese tema es gracioso! no lo conocía.

Nunca se qué imagen o qué canción pueden acompañar mis textos.. y son mucho más lindos los blogs que no son puro texto. Siempre pienso en eso.

Igual que el texto te haga acordar a esa canción no se si es bueno o malo...

un abrazo.

los poco interesantes. dijo...

si lo sabe dios, relajémonos ja

emmanuel sticchi dijo...

a mí me gusta un chabón de almagro

Lean! dijo...

yo creo q sólo tenemos q tener paciencia a q esta sociedad nos acepte con nuestros gustos, con nuestros modos, con nuestros pensamientos y con nuestra elección. Y mientras a seguir peleando x nuestro derecho a expresión d elección sexual.
Lo q sí debemos tener cordura y respetar tmb a los q no piensan igual a nosotros o q no comparten nuestra elección. No nos ganemos enemigos y apartemos a los q nos dejan mal parados mostrando lo q no somos!

santi dijo...

Gracias Lean por pasar y comentar!!
Es raro lo que decís, por un lado decís que está bueno pelear por el estallido de estas categorías que nos oprimen, pero por el otro que simplemente tenemos que esperar.
Estoy hablando de cuando son los propios padres los que les prohíben a sus hijos ver a sus amigos para que no salga a mariconear, esa persona que tiene que hacer mientras es humillado por sus propios padres, esperar??
Es lo que terminan haciendo.
Y en los casos de estigmatización que terminan en suicidio cómo el caso reciente de La Rioja http://bit.ly/kS0c5z
Para mí es necesario terminar con muchas violencias, que nadie se crea que tiene derecho a discriminar.
Una cosa es respetar que las personas pensemos distinto y otra es respetar que otros dictamen qué tengo o no qué hacer, cuando hablamos de derechos básicos, como a ejercer la identidad y los vínculos que yo prefiera.
La paciencia ya la tenemos, si nos tenemos que aguantar todo el tiempo un montón de cosas. Vayamos por todx lo demás.

Rodrigo dijo...

Me sumo a tus ganas. Yo también quiero que todo sea así. En el fondo me gusta la "complejidad" de ser puto. Pero no la incomprensión, la necesidad innecesaria de la gente de comparar todo el tiempo. Y eso va más allá de la sexualidad; la gente siempre compara. Y las comparaciones son tan odiosas... No puedo creer que haya personas que todavía no se hayan dado cuenta de lo maravillosa y plural que es la diversidad. Qué orgullo ser puto.