miércoles, 23 de noviembre de 2011

Solicitud de amistad

Cuando iba al colegio teníamos una compañera que todos le decían La Gorda Chota. Yo intenté decirle Lau porque era, un poco, mi amiga. Cuando hablábamos de ella con mis amigos le tenía que decir siempre "Lau, la Gorda Chota" porque sino no sabía de quién estaba hablando. Después me acostumbré y le empecé a decir La Gorda Chota, pero no de malo eh!, porque me lo pegaron. 
La Gorda venía de repetir en otro colegio, con nosotros fue los últimos dos años, re poco. Un día me acuerdo que David, un amigo, me dijo "mirá cómo la caliento a la Gorda Chota" y fue y le manoseó una teta. La Gorda gritaba, le pegó un poco más fuerte que siempre, porque siempre le pegaba un poco, y de toque se le pasó. Siempre decíamos que la Gorda estaba caliente todo el tiempo, la mirábamos y nos reíamos. A veces pensaba que estaba siendo un poco forro con la Gorda, pero no, nada que ver, yo, un poco, la quería. 
Terminamos la escuela y no la vimos más. Después, cuando me agregó a facebook, me enteré que se había ido vivir a Perú, pero no a Lima, a un lugar de por ahí que no conoce nadie. Bueno, nada, la agregué, nada más, pero no chusmié casi nada, ya ni me importaba la Gorda. 
Un día me llamó una amiga, Agustina, y me dijo "¿Viste que se mató la Gorda Chota?". Lo primero que pensé fue que era una joda. Siempre jodíamos con que la Gorda se mataba y tenían que hacerle un cajón enorme, pero se había matado posta. Seguro que en Perú son unos hijos de puta que la habían bardeado hasta que se pegó un tiro, o se envenenó, o se cortó las venas en la bañera. No sabemos cómo se mató. De toque entré a su muro, y todos ahí ponían mensajes tristes, como que la iban a extrañar, esas cosas. Pensé que alguien iba a poner "te vamos a extrañar Gorda Chota!" pero los chicos, ubicadísimos, no dijeron nada. 
Después se ve que alguien sabía las contraseñas de la Gorda porque empezó a actualizar las fotos. Cada tanto ponía una nueva, en el perfil. 
Una noche nos juntamos a cenar con los chicos del colegio y cuando subí las fotos, la Gorda Chota puso "me gusta". ¡¡Chán!!, me cagué hasta las patas. Con mis amigos pensamos que seguro le había hablado a alguien de nosotros, a la persona que ahora está manejando su facebook. 
Un día me chateó: "hola santi cómo andás?" me dijo. 
Yo, un poco, me sorprendí. "¿Quién sos?" le pregunté.
"Yo, Laura, la Gorda Chota." 
Increíble el mal gusto que tiene la gente, ya no daba para joder más. A los chicos no les dije nada, se van a pensar que estoy medio perseguido o algo. Ese día no me habló más. 
Otro día: 
"Santi, ¿estás?"
"Sí, acá estoy", y empezamos a charlar.
Me contó que eso del suicidio fue un bardo, un garronazo, pero que ahora estaba mejor, contenta, viviendo en una playa de Brasil. Me mandó fotos de las playas, paradisíacas. Pero ni una de su cara "no me vas a reconocer" batió. Es obvio que es otra persona, o... ¡no sé! ¡Tiene que ser otra persona!
Mientras hablábamos me invitó a la playa, unos días. Hace un montón que tengo ganas de ir a Brasil. Me puedo comprar allá varias sungas, me gustaría una verde oscura, para tener. Me terminó convenciendo. Puedo ir, estar unos días en la playa. Si está ahí la veo a la Gorda, me saco las intrigas, y de paso viajo. Justo enganché unas promociones para los pasajes. El avión sale en un rato, después a la vuelta les cuento. Me compré un portavalores porque dicen que allá afanan a pleno y no quiero que me roben. Si no encuentro a la Gorda voy a tener que pagar algún lugar para quedarme a dormir.

8 comentarios:

santi dijo...

Se que les gustan las historias copadas, pero hoy les cuento ésta que es jugosa.

Mari(Sa) dijo...

qué flannnn...me quedé pasmada! laaaa puta madree pobre chabona desde el más allá

notancul dijo...

me encanta que llames jugosas a las historias.
Tengo ganas de que la gorda sea ahora la reina de copacavana, para los giles del secundario que trabajan, seguro, en un callcenter y no se van ni a chpadmalal.

Un abrazo para vo

pd.: el captcha o "palabra de verificación" que me tocó es "besuppi" y es re gracioso

Holmes dijo...

Me gustó mucho. Voy a seguir leyéndote.
Salut.

Sant.

santi dijo...

Gracias Holmes!!!

un abrazo

Mariana dijo...

Me gustó mucho!!!!

El rey de las criaturas dijo...

muy bueno, Santi! abrazo

Anónimo dijo...

y qué pasó al final?