jueves, 19 de septiembre de 2013

Los momentos en los que somos realmente plenos son muy esporádicos y, como la vida es muy corta para quedarme en casa esperándolos, viajo, persiguiéndolos. En la ficción espontánea de lo fugaz termino encontrando los intantes más verdaderos. Es mi destino, viajar, con la plata que gano y con la plata que me da papá. Además de soñador nato, también soy escritor. Ahora estoy a pleno con una novela que habla sobre el machismo en una relación lésbica. En los primeros capítulos presenta a una pareja de lesbianas muy violenta, al principio violencia simbólica, mucho maltrato verbal. Ya se pegan pero eso no lo cuento al principio, te dás cuenta después, cuando aparece la violencia física más en un primer plano (cuando escribo me imagino las escenas como si fuese una película). Y la violencia viene como por una posesión re machista. Entonces una de las chicas encuentra refugio en un tipo super copado, y se va con él, super feliz y enamorada. Así voy a mostrar que el machismo es lo peor y va más allá de los homosexual/heterosexual. Me encanta escribir para cambiar el mundo.

2 comentarios:

Cu dijo...

CAPO! Aguante el amor! Buenos viajes!

Adinfinitum dijo...

Aaaayy no sabía, yo quiero tu novela!!!